Arquitectura

Poética arquitectónica de una ruina.

Existen momentos visuales para toda obra en proceso de construcción, son tan frágiles que si se prolongan, quedan definitivamente inmovilizados.



Esto había  sucedido cuando nos enfrentamos a la “ruina arquitectónica” que pretendíamos convertir en museo, inmovilizada, serena,  la palabra muda del silencio y de la luz que descubre al tal punto su deseo de existir, es como si el edificio dijera  “Mirad, voy a contaros como me hicieron”, nadie lo escucha, todos se dedican a ir de un lado a otro de la calle pasando frente a él sin mirarle….así por espacio de 20 años.​​

El edificio inacabado no puede aspirar a la belleza de las ruinas, todo edificio puede contar su  historia, pero los hombres no la escuchan, se limitan a vivir en el, no obstante al caer en ruinas, cuando emerge su espíritu, el hombre escucha.

“De la ruina al museo”

Escuchamos al edificio,  nos relató su historia, conscientes de ello,  solo hemos insertado con determinación en la evidente ranura  que conforman la proximidad de los dos cuerpos monolíticos de concreto una caja de acero y cristal protegida por un “guacal” de cintas metálicas y madera.

Su interior  intacto,  el prisma piramidal solo ha sido velado por una finísima piel de cal y canto, cubierto con pisos de granito y madera, por lo demás, un poco de luz y sombras.

El atrio alberga dos “elementos” que señalan el eje principal del edificio acentuando la idea de “ranura vaginal”, y representan un pebetero perenne encendido.

Su interior, el útero que da vida a las obras expuestas lleno de luz natural, vivo, sonoro, afable.



La intervención arquitectónica estuvo a cargo de  t a f c u e  Taller de Arquitectura Fernando Cué + Mauricio García Cué (nieto del artista).

El detalle en la arquitectura

La luz como elemento primordial en la arquitectura dota de carácter al espacio, sutil como un murmullo, como una palabra suave, llena de aliento.

www.tafcue.com.mx

Louis I. Kahn

t a f c u e   Es un taller de arquitectura y diseño​ dirigido por Fernando Cué González, encontrará usted mayor información en la siguiente página:

www.tafcue.com.mx